Search

En Aquellos Años

Updated: Sep 4

El ingenio, la astucia y la inocencia, fingida o no, se esmeran para que la picardía, la transgresión, el delito o la inobservancia de las normas avancen con el paso decidido antes de que la ley dé alcance.


---Por allá, en la década de los 60, una viejecita de estatura pequeñita trabajaba en el Mercado Municipal de Barranquilla en la venta de fritangas. El gremio de vendedores de esa plaza de mercado la apodaban con el remoquete de "Geme y Medio", por su estatura tan pequeña. De ella se decía que era poseedora de privilegios sobrenaturales, ya que las bendiciones que repartía a las personas que se las pedían y aplicaba, las liberaban de todo mal y peligro.


Lo que no era de conocimiento del gremio de vendedores, y de casi nadie, era que aparte de las fritangas la vieja tenía secretamente una exclusiva clientela de la "high life" adicta a la preciada yerba, a quienes aplicaba las oraciones y proporcionaba el apetecido "tabaquito de marihuana" de excepcional pureza. Pero en este mundo no hay secretos ocultos. O como dice la gente: "Tres podrían guardar un secreto si dos de ellos hubieran muerto".


Por otra parte, nadie podía imaginar que a la vuelta de la esquina de la misma cuadra de la venta de las fritangas, su marido en una carreta vendía "guarapo de tamarindo" que cargaba la fama de ser el efectivo para curar las resacas y el de mejor sabor en el mercado. El enorme barril de madera "sudoroso" por la baja temperatura era el fondeadero perfecto de la rapiña diaria, donde se ocultaban dentro de una bolsa plástica todas las billeteras y carteras de las victimas atracadas. Excepto los anillos, cadenas, aretes, pulseras, relojes, que eran lanzados directamente al barril del famoso guarapo de tamarindo.


Por la tarde, el botín producto de los atracos perpetrados durante el día por los expertos choros que azotaban toda la zona del mercado eran repartidos en partes iguales.


Las sospechas salieron a flote, y un buen día la policía antinarcóticos se los pillaron en plena acción y a la cárcel El Buen Pastor y a la penitenciaría de El Bosque fueron recluidos respectivamente.


Hoy en día, sin duda alguna, lanzarían de la misma manera al barril de guarapo los famosos Phone Princess Plus, Iphone XS Max, y demás celulares de alta gama sin miramiento alguno.

11 views

©2020 by Hermán Cudris. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now